1. Emotiva despedida a don Juan y señora María




Estimados estudiantes, profesores, madres y padres, (exalumnos/as, antiguos apoderados) que hoy nos acompañan; Sr. Matías Uribe, presidente del centro de padres y madres; Sr. Gonzalo Tapia, Vice presidente del centro de padres y madres, queridos don Juan y señora María, buenos días:

En estos momentos convulsos /conmocionados que vivimos como sociedad, en que se ha logrado relevar las grandes demandas por la dignidad que cada ciudadano y ciudadana de nuestro país merece tener, la oportunidad de encontrarnos como comunidad recobra un valor incalculable, resignifica la importancia de mirarnos, de darnos la mano y entregarnos un gesto cariñoso, un gesto que reconforte.

Con ese marco de calidez, que nos caracteriza como colectividad, nos reunimos hoy, en el mismo lugar donde tantas mañanas Don Juan y la Sra. María recibieron a los niños y niñas de Madrigal, a sus familias y profesores, para marcar su despedida, como un rito que imprime el fin de una etapa y el inicio de otra, como una danza circular más, que en este patio ha señalado el inicio de un año escolar o el cambio de las estaciones del año.

Me gusta pensar en la idea de los ciclos como un círculo, donde al unirse un extremo con el otro, solo queda volver a iniciar.
Porque ese es uno de mis principales deseos para ustedes -queridos señora María y don Juan-, que este nuevo tiempo sea el comienzo de un momento para recoger, cosechar, disfrutar una vida pausada, que les conecte a las actividades que disfrutan, al cariño de la familia y al amor que les ha unido por años.

Agradezco sinceramente todos estos años de trabajo dedicado y comprometido, agradezco la atención y cuidado a los detalles que marcan nuestra impronta como institución, al resguardo de espacios acogedores, al embellecimiento de los jardines, sus plantas, flores y árboles, pero por sobre todo al cariño con el que cada mañana dieron la bienvenida a todos y todas quienes caminaron y caminan por Madrigal.

Este rito de despedida está preparado para devolver ese afecto y cariño como nos gusta: a través del canto, la poesía, la palabra; con emoción y tristeza, pero también con alegría, como ustedes lo merecen.


Muchas gracias.

¡Larga Vida a Madrigal!


Noëlle Albagly


 



 
Madrigal
Voz de la tierra, el viento, el sol.

Hélène Giroux